En busca de la felicidad

Si en nuestra vida personal, todos buscamos la felicidad, ¿por qué se nos niega su búsqueda en el mundo profesional? Sonreír, relacionarse con empatía o relajarse 5 minutos suelen ser acciones alejadas del concepto de productividad por muchos jefes de departamento, gerentes o empresarios cuando, en verdad y bien canalizadas, son el motor del rendimiento de su empresa.

Una empresa es un organismo vivo cuyas unidades orgánicas son las personas. Si están contentas, la empresa gozará de buena salud. Sin embargo, lo que no tiene sentido alguno y es un disparador de ansiedad muchos empresarios, es querer obtener buen rendimiento con personas descontentas o insatisfechas en sus puestos de trabajo.

Y digo que genera ansiedad porque es su lucha interior entre pensar que todo lo que hacen está bien frente al cambio de lo que es nuevo. No son pocos los que confunden el buen humor con la desidia, la sonrisa con el desinterés, la tranquilidad con el despecho o un leve espacio de desconexión con la pereza. Este hecho les carga de ansiedad y lo convierte en un feedback negativo, ya que cuanto más firmes son sus creencias limitantes, más dañan su imagen y el entorno de empresa.

Por ello existen incontables ambientes empresariales de frustración permanente ya que la mente del que debe ser líder vive aún tintada de «jefe» y en un rancio acto de posicionamiento arcaico y caduco, «entienden» que para trabajar debe reinar y medrar la tensión entre compañeros y se deben bloquear las emociones. Y nada más lejos de la realidad. Pensemos un poco en cómo podemos actuar:

1.- EMPATÍA

La base de la empresa es entender y entenderse con quien tienes al lado, para definir espacios relacionales tendentes al buen hacer y la productividad. ¿Qué me dices de…?:

  • ¿Piensas conscientemente en la relación que tienes con tus compañeros?
  • ¿Apuestas por la empatía como ayuda al canal de comunicación?
  • ¿Tienes base de conciencia para afrontar la empatía con garantía de éxito?

2.- PRODUCTIVIDAD

El objeto de las empresas es producir y el rendimiento solo se obtiene cuando mente y corazón son catalizadores activos en los equipos de trabajo. El primer paso para ser productivo es ser persona. Pregúntate:

  • ¿Tengo mecanismos en mi empresa para la gestión de conflictos en los equipos de trabajo?
  • ¿Existe una relación cordial entre lo que aportas a la empresa y lo que ella te aporta a ti?
  • ¿Cómo gestionas la aparición de personas tóxicas en tu entorno empresarial?

3.- SALUBRIDAD

Las empresas necesitan ser saludables y la fórmula química para ello se dibuja desde las relaciones inter personales traspuestas al ámbito profesional individual de cada una. ¿Estamos seguros de acometerlo con garantía?:

  • ¿Tienes en cuenta, en tus relaciones profesionales, que todos somos personas?
  • ¿Enfocas tu día a día emocional hacia la comprensión y colaboración en tu espacio de trabajo?
  • ¿Sientes la necesidad de tener un pedacito de salario emocional para sentirte mejor en tu trabajo?

Con este check list podrás identificar cuál es el entorno emocional en tu equipo y/o empresa, aportándote un acercamiento al mapa que necesitas para entender cómo es el paso de persona a profesional. Y con ello, vislumbrarás la necesidad de trazar canales relacionales enfocados a rendir y producir que se basen en las emociones y que, a modo de feedback, sigan potenciando dichas relaciones.

Porque no olvidemos que nuestro cliente es sensible a las emociones en alto grado y devolverá su compromiso a la empresa y marca que se comprometa con ellos. Y sólo una empresa saludable, donde el primer prescriptor de marca es el profesional, ofrece su compromiso pleno. Por ello es tan importante ir en busca de la felicidad.

Adaptarte depende tan solo de ti. No pierdas la oportunidad y comparte el foco. Te esperamos en La Cueva.


Encontrar el camino fuera pasa por conocer lo que guardas dentro de ella.
Tu capacitación profesional continua es tu brújula de navegación.

Visita nuestra web y haz clic aquí para suscribirte a nuestra newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *